¿Cuáles son los tipos de pactos que se pueden realizar entre socios comerciales?

¿Cuáles son los tipos de pactos que se pueden realizar entre socios comerciales?

Cuando se hace alusión a los pactos entre socios comerciales, el concepto técnico que se utiliza es el de pactos parasociales, que son aquellos que por sus características permiten que las personas asociadas con el objeto de constituir una empresa puedan regular puntos o aspectos que son claves para el futuro de esta organización. De esta manera, los pactos parasociales son los que posibilitan que exista una regulación entre los acuerdos que se han adaptado según sea la voluntad real de los asociados, como recomiendan en delvy.es, para que de esta manera se pueda evitar o por lo menos controlar hasta cierto punto la rigidez normativa del derecho societario.

Los pactos parasociales

Tan sólo para introducir el tema, hay que destacar que se trata de una figura jurídica compleja, pero en este caso lo que se busca es analizar y dar respuesta a la mayor parte de las cuestiones que surgen en torno a este concepto.

¿Qué son los pactos parasociales?

Se los conoce igualmente como acuerdos extra-estatutarios y son un tipo de acuerdo que se adopta entre socios, pudiendo ser todos o algunos, al formar parte de una sociedad con el ánimo de regular aspectos que no se han establecido de forma estatutaria y también para complementar o especificar las relaciones existentes internamente.

Así mismo, es un acto que se ejecuta entre las partes contratantes con la misma naturaleza jurídica que tiene un contrato con fuerza de ley. La eficacia va a estar limitada a los socios suscriptores, incluyendo a la sociedad en caso de que se haya suscrito al pacto.

Tipos de pactos parasociales

Las categorías en las que se los puede clasificar son:

  • Pactos de relación – Se usan para regular relaciones directas entre los socios. Un ejemplo de lo anterior son aquellos acuerdos de adquisición preferente, una obligación para ceder o en su defecto para la adquisición de participaciones en situaciones determinadas, pactos de no agresión, etc.

  • Pactos de atribución – Permiten atribuir ventajas a la sociedad. Un ejemplo sería un pacto de obligación adicional para financiar a la sociedad por parte de los socios, los pactos de no competencia, etc.

  • Pactos de organización – Se emplean para regular la organización y el modo en que funciona una sociedad, para así establecer un marco que resulta necesario para tomar decisiones durante el desarrollo de un negocio. Entre los ejemplos que se pueden plantear está el órgano de administración, los pactos en caso de una disolución de la sociedad, los pactos sobre quórums reforzados, entre otro tipo de situaciones.

Validez de un pacto parasocial

En la actualidad es válido, más allá de su no admisión en el pasado. Se encuentra sustentado este concepto en el art. 28 de la Ley de Sociedades de Capital y en los arts. 1091 y 1255 del Código Civil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *